teatro

Un análisis de Ley Nacional del Teatro N° 24800

La Ley Nacional del Teatro fue sancionada en el año 1997, su existencia fue un gran logro de la comunidad teatral que bregaba por ella desde hacía más de veinte años. Esta ley dio origen al INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO, un organismo que se sumaba al universo de la institucionalidad cultural de nuestro país con novedosas e importantes particularidades que han hecho de esta institución un modelo a imitar.

La importancia de contar con legislación para el sector teatral radica principalmente en la posibilidad de desarrollo y proyección de la actividad debido a la continuidad en la aplicación de políticas públicas culturales de fomento, independientemente de las voluntades político  partidarias de los gobiernos que se sucedan, aunque como plantea Mejía (2004) “la discontinuidad” de las políticas culturales están vinculadas de modo especial a los vaivenes económicos, pues si bien existe la voluntad política no alcanzaría con ella. Sin embargo, cabe anotarse que institucionalidades culturales fuertes o apropiadas por la sociedad resisten más que las políticas culturales con institucionalidades débiles o no incorporadas a los valores de grupos sociales con posibilidades de resistencia frente a las crisis económico-financieras.

Veamos ahora cuales son las particularidades de la ley:

OBJETO: La actividad teatral por su contribución al afianzamiento de la cultura será objeto de la promoción y apoyo del estado. (Art. 1)

Claramente el estado asume un rol de garante de un derecho cultural, reconoce la importancia de hacerlo y determina cual será su accionar (promover y apoyar).

CREACIÓN DEL INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO: Créase el INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO como organismo rector de la promoción y apoyo de la actividad teatral, y autoridad de aplicación de esta ley. Tendrá autarquía administrativa y funcionará en jurisdicción de la SECRETARIA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACION. (Art. 7)

Que el organismo tenga autarquía administrativa significa que se encuentra descentralizado y que se autogobierna administrativamente a la vez cuenta con patrimonio propio. Su función es ser la autoridad de aplicación de la Ley 24800.

ORGANIZACIÓN: El INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO estará conducido por un Consejo de Dirección integrado por:

  1. a) El director ejecutivo del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO, designado por el Poder Ejecutivo;
  2. b) Un representante de la SECRETARIA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACION;
  3. c) Un representante del quehacer teatral por cada una de las regiones culturales argentinas, uno de los cuales será elegido por sus pares del Consejo de Dirección como secretario general del mismo;
  4. d) CUATRO (4) representantes del quehacer teatral, elegidos a nivel nacional sin especificación territorial. Podrá ampliarse hasta SEIS (6) representantes, cuando las necesidades lo requieran, previo acuerdo unánime del consejo de dirección. A excepción del director ejecutivo y el representante de la SECRETARIA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACION, la duración en el cargo de los miembros del consejo será de dos años y no será posible su reelección inmediata o consecutiva sino con el intervalo de un período. (Art. 9)

teatro-instituto-nacional-del-teatro

Nos encontramos con una dirección plural y federal, el Consejo de Dirección es quien conduce al Instituto Nacional del Teatro, se encuentra integrado por 12 integrantes (1 Director Ejecutivo, 1 Representante Sec. De Cultura, 6 Representantes de las Regiones: NEA, NOA, CENTRO, CENTRO LITORAL, NUEVO CUYO, PATAGONIA, 4 Representantes del quehacer teatral nacional). A su vez la forma de elección de los representantes se encuentra indicada en el artículo 10 que dice los siguiente:

Los representantes provinciales de las regiones culturales serán designados mediante un concurso público de antecedentes y oposición convocado específicamente para cubrir dichos cargos de acuerdo a normas establecidas por el Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP), o el organismo que lo reemplace en sus funciones actuando este último instituto como organizador y supervisor del jurado de selección. Los representantes provinciales seleccionados elegirán, entre ellos, el representante regional. Dichos representantes provinciales se reunirán periódicamente, a los efectos de su cometido.

Dentro de los mismos criterios de selección serán elegidos los representantes del quehacer teatral, especificados en el inciso d) del artículo 9°, debiendo estos últimos ser avalados por alguna de las instituciones reconocidas que actúan dentro del marco del quehacer teatral, tales como: Asociación Argentina de Actores, Asociación de Empresarios Teatrales, Asociación de Teatros Independientes, Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores) entre otras.

Todos los integrantes del consejo de dirección deberán poseer idoneidad y antecedentes profesionales que los acrediten para el cargo.

De la lectura de este artículo podemos concluir que no solo el Consejo de Dirección del INT es plural y federal, sino que además está integrado por personas idóneas designadas mediante concurso público, lo que permite la posibilidad de acceso a los cargos a toda la comunidad interesada, ya que las convocatorias son abiertas, este proceso de selección también garantiza transparencia.

FUNCIONES (Art. 14): Son funciones del Consejo de Dirección las siguientes:

  1. a) Planificar las actividades anuales del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO;
  2. b) Impulsar la actividad teatral, favoreciendo su más alta calidad y posibilitando el acceso de la comunidad a esta manifestación de la cultura;
  3. c) Elaborar, concentrar, coordinar y coadyuvar en la ejecución de las actividades teatrales de las diversas jurisdicciones, propugnando formas participativas y descentralizadas en la formulación y aplicación de las mismas, respetando las particularidades locales y regionales y la transparencia de los procesos y procedimientos de ejecución de las mismas;
  4. d) Coordinar con las distintas jurisdicciones la planificación y desarrollo de las actividades teatrales de carácter oficial;
  5. e) Fomentar las actividades teatrales a través de la organización de concursos, certámenes, muestras y festivales; el otorgamiento de premios, distinciones, estímulos y reconocimientos especiales, la adjudicación de becas de estudio y perfeccionamiento, el intercambio de experiencias y demás medios eficaces para este cometido;
  6. f) Considerar de interés cultural y susceptibles de promoción y apoyo por parte del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO a las salas que se dediquen en forma preferente y con regularidad a la realización de actividades teatrales de interés cultural y fomentar la conservación y la creación de los espacios destinados a la actividad teatral. Se consideran sala de teatro a todas las propiedades muebles o inmuebles donde se desarrolle o se hubiese desarrollado con regularidad actividad teatral, las cuales pueden ser acreedores a la protección y apoyo para su conservación y enriquecimiento del valor patrimonial en las condiciones y formas que determine la reglamentación de la presente ley,
  7. g) Acrecentar y difundir el conocimiento del teatro, su enseñanza, su práctica y su historia, especialmente en los niveles del sistema educativo, o contribuir a la formación y perfeccionamiento de los trabajadores del teatro, en todas sus expresiones y especialidades;
  8. h) Proteger la documentación, efectos y archivos históricos del teatro;
  9. i) Disponer la creación de delegaciones del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO en las distintas regiones culturales y subdelegaciones provinciales o municipales, si lo considerare necesario para la aplicación de la presente ley;
  10. j) Celebrar convenios multijurisdiccionales y multisectoriales, de cooperación, intercambio, apoyo, coproducción y otras formas del quehacer teatral;
  11. k) Difundir los diversos aspectos de la actividad teatral a nivel nacional e internacional;
  12. I) Administrar y disponer de los fondos previstos en la presente ley;
  13. m) Velar por el cumplimiento de lo establecido en la presente ley;
  14. n) Designar jurado de selección para la calificación de los proyectos que aspiran a obtener los beneficios de esta ley, los que se integrarán por personalidades del área de la cultura en el quehacer teatral, mediante concursos públicos de antecedentes y oposición. Durarán en sus funciones igual período y condiciones que los integrantes electos del Consejo de Dirección;

ñ) Establecer que los espectáculos teatrales que reciban subsidios o apoyos financieros del instituto deberán prever la realización de funciones a precios populares y, dentro de cada función una cuota de entradas con descuentos para jubilados y estudiantes.

Podemos observar en esta enumeración de funciones del Consejo de Dirección que las mismas siguen resaltando el carácter federal, la transparencia y la pluralidad con las que el organismo decide conducirse. Notemos también que en el artículo 16 se establece que “El director ejecutivo del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO ejercerá, en su esfera de competencia, la representación legal del Instituto”, por lo tanto, existe en la Ley 24800 un marcado contraste entre las funciones y responsabilidades de un accionar individual y un accionar plural y representativo.

 Para continuar con este análisis vamos a transcribir algunos de los artículos incluidos en las resoluciones 718/2009 y 784/2009 en las que se establecen los reglamentos de los Representantes Provinciales y del Consejo de Dirección del INT respectivamente.

La Resolución 784/2009 determina las funciones de cada uno de los integrantes del Consejo de Dirección según los siguientes artículos:

Son funciones de los Representantes Regionales (art. 10 Res. 784/2009):

Representar al Instituto Nacional del Teatro en su región, como funcionarios de un organismo estatal y observar el cumplimiento de sus objetivos.

Recepcionar las inquietudes del medio teatral de su región.

Proponer y promover en el Consejo el diseño y elaboración de las políticas regionales, favoreciendo la más alta calidad de la actividad teatral y posibilitando el acceso de la comunidad a esta manifestación de la cultura.

Proponer la asignación y reasignación de los recursos correspondientes al presupuesto.

Velar por el cumplimiento de lo establecido en la Ley 24.800, su decreto reglamentario y los reglamentos internos.

Designar jurado de selección para la calificación de los proyectos que aspiran a obtener los beneficios de esta ley.

Designar Comité de Selección para los Concursos de Representantes Provinciales y Representantes del Quehacer Teatral Nacional.

Son funciones de los Representantes del Quehacer Teatral Nacional (Art. 11 Res 784/2009):

Representar al Instituto Nacional del Teatro, como funcionarios, en el ámbito de todo el territorio nacional.

Promover, diseñar y proponer en el Consejo de Dirección políticas federales equilibradas, atendiendo a los intereses teatrales generales del país.

Representar al INT ante organismos nacionales, regionales y provinciales.

Contribuir al diseño y promoción de la imagen, institucional.

Velar por el cumplimiento de lo establecido en la Ley 24.800, su decreto reglamentario y los reglamentos internos.

Contribuir al diseño y promoción, dentro del Consejo de Dirección, de los eventos, actividades y emprendimientos de carácter federal.

– Entender en la asignación y reasignación de los recursos correspondientes presupuesto.

Planificar las actividades anuales del INT.

Impulsar la actividad teatral, favoreciendo su más alta calidad y posibilitando el acceso de la comunidad al teatro.

– Integrar —si le es requerido por el Consejo de Dirección— el Consejo Editorial.

– Designar jurado de selección para la calificación de los proyectos que aspiran a obtener los beneficios de esta ley.

– Designar Comité de Selección para los Concursos de Representantes Provinciales y Representantes del Quehacer Teatral Nacional.

Son funciones del Representante de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación (Art. 12 Res 784/2009):

– Transmitir y promover en el Consejo las políticas culturales diseñadas por la Secretaría de conformidad con los fines establecidos por la Ley 24.800.

Colaborar con el Director Ejecutivo en los trámites relativos a presupuesto, políticas de aplicación y en todas aquellas medidas que requieran la necesaria y previa intervención de la Secretaría de Cultura para su implementación.

Y todas las descriptas en las correspondientes a Representantes Regionales y Representantes del Quehacer Teatral Nacional.

 Son funciones del Secretario General (Art. 13 Res 784/2009):

Proponer el Orden del Día a tratarse en la reunión del Consejo junto con el Director Ejecutivo.

Verificar el cumplimiento por parte de los Representantes Regionales de las políticas promovidas, diseñadas, propuestas y elaboradas por los mismos.

– Ejercer la función de coordinación de las reuniones del Consejo de Dirección en caso de ausencia del Director Ejecutivo.

– Mantener una fluida comunicación de las acciones ejecutivas que deban ser trasladadas a los integrantes del Consejo de Dirección.

Supervisar permanentemente la evolución presupuestaria de los fondos regionales para garantizar que se respeten y cumplan las pautas porcentuales votadas oportunamente por el Consejo.

– Trasladarse regularmente entre la reunión de un Consejo y la siguiente, a los efectos de mantener una estrecha comunicación con el Director Ejecutivo para un mejor desempeño de sus funciones.

Y todas las descriptas en las correspondientes a Representantes Regionales.

 Son funciones del Director Ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro (Art. 14 Res 784/2009):

Representante legalmente a la Institución.

Proponer y promover las políticas generales del Instituto en el Consejo de Dirección.

– Mantener una fluida y permanente relación con la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, por su carácter de ente autárquico en jurisdicción de esta última, a los efectos de trasladar las inquietudes del Poder Ejecutivo Nacional al seno del Consejo.

– Proponer la estructura de la institución, formalizar las decisiones del Consejo de Dirección a través del pertinente acto administrativo y trasladar al mismo los proyectos y propuestas formuladas por las distintas direcciones y áreas del organismo.

Impulsar la actividad teatral, favoreciendo su más alta calidad y posibilitando el acceso de la comunidad al teatro.

Velar por el cumplimiento de lo establecido en la Ley 24.800, su decreto reglamentario y los reglamentos internos.

Recepcionar las inquietudes del medio teatral.

– Proponer y promover en el Consejo el diseño y elaboración de las políticas regionales, favoreciendo la más alta calidad de la actividad teatral y posibilitando el acceso de la comunidad a esta manifestación de la cultura.

Proponer la asignación y reasignación de los recursos correspondientes al Presupuesto.

Planificar las actividades anuales del INT.

– Designar jurado de selección para la calificación de los proyectos que aspiran a obtener los beneficios de esta ley.

– Designar Comité de Selección para los Concursos de Representantes Provinciales y Representantes del Quehacer Teatral Nacional.

Seguimos observando que todas las funciones individuales son eslabones de un accionar colectivo, a estas se suma una función muy particular del director ejecutivo que es “recepcionar las inquietudes del medio teatral”, otorgando la ley participación directa a la comunidad para la cual ha sido creada.

RECURSOS (Art. 19): Son recursos del INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO

  1. a) Las sumas que se le asignen en el presupuesto general de la administración nacional; 
  2. b) Los provenientes de la venta de bienes, locaciones de obra o de servicios. así como las recaudaciones que obtengan las actividades teatrales especiales dispuestas por el Instituto Nacional del Teatro;
  3. c) Las contribuciones y subsidios, herencias y donaciones, sean oficiales o privadas:
  4. d) Las rentas, frutos e intereses de su patrimonio:
  5. e) Con el 8 % del total de las sumas efectivamente percibidas por el Comité Federal de Radiodifusión o el organismo que haga sus veces, en concepto de gravamen.

Estos fondos deberán ser transferidos automáticamente y en forma diaria al Instituto Nacional del Teatro. La reglamentación fijará la norma de la transferencia de los fondos de un organismo a otro.

El porcentaje a aplicar sobre la totalidad de las sumas que deba transferir el COMFER podrá ser variado por el Poder Ejecutivo únicamente en el supuesto de modificarse lo previsto en la Ley 22.285, en cuyo caso la variación del porcentual deberá ser tal que el valor absoluto de las sumas a transferir sea igual al existente al momento de la modificación:

– Artículo 14 (Dto 991/97). El COMITE FEDERAL DE RADIODIFUSION o el organismo que haga sus veces, deberá transferir diariamente a la cuenta recaudadora que abrirá el INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO, los importes a que se refiere el artículo 19 inciso e) de la Ley N’ 24.800, esto es, el OCHO POR CIENTO (8%) de la recaudación efectivamente percibido por dicho Comité, o las sumas que correspondan de acuerdo a lo establecido en el último párrafo del citado inciso. Estos importes deberán ser transferidos desde la fecha de promulgación de la Ley N’ 24.800.-

Este porcentaje fue modificado por Decreto 1522/2001 que lo llevó al 13% y luego a partir de la sanción de la Ley 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, se determina en su artículo 97 inc. b) que el porcentaje de ingresos (en ese momento de la AFSCA) que se transferirían al Instituto Nacional del Teatro sería el 10% (diez por ciento), hoy el organismo que recauda y remite esos fondos es el ENACOM.

  1. f) Los derechos, tasas o aranceles que perciba en retribución de los servicios que preste el instituto;
  2. g) Los aportes eventuales de las jurisdicciones provinciales o municipales, los que ingresarán directamente a la cuenta de la delegación o subdelegación respectiva, si la hubiere, para ser aplicados en la región o provincia donde fueran ingresados:
  3. h) Los aportes derivados de la aplicación del artículo 20 de la presente ley.

Art. 20: Auméntase al treinta y uno por ciento (31 %) la tasa del treinta por ciento (30 %) fijada en el artículo 15 de la Ley 23.351, modificatoria del artículo 4° de la Ley 20.630, prorrogada por las Leyes 22.898, 23.124, 23.286 y 24.602. Del producido del gravamen por ellas establecido se designará la proporción correspondiente al presente aumento para la integración de los recursos del instituto Nacional del Teatro.

Artículo 15 (Dto 991/97). La LOTERIA NACIONAL SOCIEDAD DEL ESTADO deberá transferir en forma semanal a la cuenta recaudadora mencionada en el artículo precedente, los importes a que se refiere el artículo 20 de la Ley N’ 24.800. Estos importes deberán ser transferidos desde la fecha de promulgación de la citada ley.

El funcionamiento regular del Instituto tiene como origen de sus fondos recurrentes los enunciados en el art. 19 inc. e) y h) que son: el 10% del total que reauda el ENACOM (antes COMFER/AFSCA) y el 1% de los ingresos de la Lotería Nacional, los mismos son transferidos a una cuenta del Instituto Nacional del Teatro en forma periódica (diaria y semanal respectivamente).

DESTINO DE LOS RECURSOS (Art. 21) Los recursos del Instituto Nacional del Teatro tendrán las siguientes finalidades:

  1. a) Financiar actividades teatrales consideradas de interés cultura, y susceptibles de promoción y apoyo por el Instituto Nacional del Teatro:
  2. b) Financiar el mantenimiento o acrecentamiento del valor edificio de salas de teatro consideradas como de interés cultural por el Instituto Nacional del Teatro:
  3. c) Solventar total o parcialmente el desarrollo de ámbitos para la actividad teatral, la remodelación o habilitación de salones multiuso, galpones, carpas circenses y escenarios rodantes con equipamiento complementario;
  4. d) Otorgar préstamos y subsidios para entidades y elencos que presenten proyectos teatrales al efecto:
  5. e) Equipar centros de documentación y bibliotecas teatrales, nacionales y zonales;
  6. f) Atender gastos de edición de libros, folletos, publicaciones, boletines referidos especialmente a la actividad teatral, y que sean considerados de interés cultural por el Instituto Nacional del Teatro;
  7. g) Otorgar becas para realización de estudios de perfeccionamiento en el país o en el extranjero mediante concurso público de antecedentes y oposición;
  8. h) Otorgar premios a autores de teatros nacionales o extranjeros residentes en el país;

PRESUPUESTO: (Art.23) El Consejo de Dirección remitirá anualmente el proyecto de presupuesto del INSTITUTO a la SECRETARIA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACION, en los plazos que ésta determine, y el mismo deberá contener las especificaciones de los gastos e inversiones en que se utilizarán las contribuciones del Tesoro nacional, remanentes, recursos y uso del crédito.

Si hay un aspecto de vital importancia para el funcionamiento de cualquier organización ese es sin dudas EL PRESUPUESTO, en él se van a predeterminar las acciones concretas que se llevarán a cabo al año siguiente, por eso es destacable en la Ley 24.800 la asignación al cuerpo colegiado la responsabilidad de elevar a la Secretaría de Cultura el mismo, ya que indefectiblemente deberá estar consensuado por la mayoría de los integrantes del Consejo de Dirección.

DISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS (Art. 25) El monto total de los recursos destinados al cumplimiento de los fines expresados en la presente ley, será distribuido de la siguiente forma:

  1. a) El diez por ciento (10 %) como tope máximo, para gastos administrativos de funcionamiento;
  2. b) El noventa por ciento (90 %) como mínimo para ser aplicado a actividades teatrales objeto de la promoción y apoyo establecidos por la presente ley. Se tendrán en cuenta, para ello y en norma equilibrada, tanto los centros teatrales desarrollados, cuya mayor envergadura hará exigible un apoyo acorde con su dimensión, como aquellos en que el fomento de la actividad, por su menor evolución, requerirá llevar adelante intensivas políticas de promoción, formación de un público y asistencia artística y técnica permanente. Cada una de las regiones culturales argentinas deberá recibir anualmente un aporte mínimo y uniforme. cuyo monto no podrá ser inferior al diez por ciento (10 %) del monto total de los recursos anuales del instituto para cada región.

En este artículo notamos con claridad el espíritu ejecutivo y no burocrático que marca la Ley 24800 para el Instituto Nacional del Teatro, ya que el 90% (noventa por ciento) como mínimo será destinado al fomento de la actividad teatral y el 10% (diez por ciento) como máximo podrán ser utilizados para gastos administrativos de funcionamiento.

Resumiendo podemos decir que el INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO, creado por la Ley 24800 del año 1997, es el organismo rector para la promoción y apoyo a la actividad teatral, es un ente autárquico que funciona bajo la estructura de la Secretaría de Cultura de la Nación, conducido por un cuerpo colegiado federal denominado: Consejo de Dirección, este Consejo está integrado actualmente por 12 miembros: 1 director ejecutivo, 1 representante de la Secretaría de Cultura, 1 Representante Regional por cada una de las 6 regiones y 4 representantes del quehacer teatral. Los cargos de los representantes provinciales y del quehacer teatral se obtienen a través de concursos por oposición y antecedentes, garantizando idoneidad y transparencia. Las decisiones referidas tanto a la política de fomento como así también las referidas a la aprobación del presupuesto y su ejecución son encomendadas al Consejo Directivo. A su vez la Ley también asigna recursos de manera efectiva y periódica (10% Enacom, 1% Lotería Nacional). El total del presupuesto debe ser distribuido como mínimo en un 90% a la actividad teatral y como máximo un 10% para gastos de funcionamiento. Por lo tanto el Instituto Nacional del Teatro debería funcionar de manera transparente, colegiada, federal y ejecutiva garantizando derechos culturales tanto de la comunidad teatral como de la población de todo el país.

Liliana González

Alvarez y Asociados

Rosario, Octubre 2018 –

Share via email
Share on Tumblr

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top